Inicia sesión ó Regístrate
Cuando la falsa pasión supera al deporte 0
COMENTARIOS

Cuando la falsa pasión supera al deporte

25 marzo, 2014 06:40 p.m.

Este fin de semana se vivió un nuevo episodio de violencia dentro del deporte, cuando en las tribunas del Estadio Jalisco en México se agredió a varios policías, algunos de ellos gravemente.

Cuando suceden este tipo de incidentes, el deporte pierde su finalidad: el de convertirse en un espectáculo capaz de inspirar a las personas.

Pero, ¿qué tiene que ver el incidente con el pugilismo?

Futbol y Boxeo comparten a millones de seguidores (por algo son los deportes más vistos en el mundo), y es preocupante saber que ambos pueden tener entre sus filas a pseudoaficionados, quienes simplemente aparentan seguir alguna práctica deportiva, pero con el solo objetivo de dar salida a su frustración, locura, rabia y odio por las personas y a la vida misma.

Cuando sucede esto, tendríamos que estar de acuerdo con las palabras del escritor Fernado Vallejo: “…cuando la humanidad se sienta en sus culos ante un televisor a ver veintidós adultos infantiles dándole patadas a un balón, no hay esperanzas…”

Pero no estamos de acuerdo.

Sí, la pasión enciende, emociona, y hasta los insultos se hacen presentes. Pero tenemos la esperanza de jamás ver este tipo de escenas tristes y violentas dentro del boxeo, incluyendo a aquellos fieles seguidores o detractores (más gracias a la TV que por seguir su carrera) del Canelo o de Chávez Jr.  O a aquellos quienes defienden con capa y espada al inmaculado Mayweather creyéndolo el mesías del Boxeo. 

Tengamos presente que las peleas o cualquier batalla deportiva se deben quedar en el ring o en el campo de juego. Y los aficionados, dependiendo el lado que elijan, deben disfrutarlas o sufrirlas. Ése es el riesgo y único precio.

Comparte esta nota en:

0 COMENTARIOS
corner left corner right