Inicia sesión ó Regístrate
Dudas y respuestas del boxeo 0
COMENTARIOS

Dudas y respuestas del boxeo

25 febrero, 2014 03:42 p.m.

Nada más cierto es que la tecnología cada día acapara más al mundo, una situación que fuerza a que la televisión esté en constante momento cuidando detalles que antes parecían intrascendentes. A través de la pantalla hay mejor sonido, mejor imagen y mayor intimidad en una pelea, hablando en específico del deporte de los puños.

Hoy en día podemos conocer lo que las esquinas le dicen a su peleador en el momento de los descansos, incluso podemos formar parte de todo el proceso de entrenamiento previo al combate, pero no sólo la televisión ha hecho que seamos parte de las grandes carteleras, sino que también están las redes sociales donde se conoce, se interactúa y hasta se pelea con el pugilista.

Todo pareciera que nada pararía al mundo boxístico, pues el internet ha hecho que peleas en el Lejano Oriente sea una realidad para observarlas en vivo, sin esperar a la retransmisión y mucho menos hacer el viaje.

Con todo esto, y con la actualidad que se vive en el boxeo, ¿qué le hace falta para dar ese estirón y ser un deporte de convencimiento?, porque en pleno 2014, hoy existen más dudas que respuestas.

El mejor boxeador del momento, el considerado el número uno libra por libra, Floyd Mayweather Jr., no es capaz de convencer a más de la mitad de la afición, teniendo más detractores que seguidores, cuestionando si realmente es el rey del ring.

Y aquel peleador como Manny Pacquiao, que muestra el lado bueno y amable del pugilismo, ya pasó de moda y su era quedó atrás, preocupándose más por ganar una revancha que inclinarse y retomar un camino que durante un tiempo lo encaminó a ser uno de los mejores boxeadores de toda la historia.

Ni qué decir de las divisiones grandes, donde aquellos pesos pesados no le interesan a absolutamente nadie, haciendo de la categoría más descomunal una burla sin una imagen atractiva por la cual invertirle los 36 minutos que más le gusta gastar al aficionado.

Peleadores mexicanos que se convirtieron en leyendas mendigando por un regreso que genera más lástima que incertidumbre por apreciar nuevamente sus cualidades. Escasez de figuras que puedan dominar toda una época, pero abundancia en figuras en la creación de anuncios publicitarios.

Europeos que a pesar de su calidad no pueden generar una PPV decente, donde la calidad mostrada no es equitativa al interés por las empresas que buscan nada más que ganancias inmediatas.

Demasiadas cuestiones que hacen que al boxeo le urja convertirse en un deporte atractivo, real, que convenza, que genere ídolos, que mueva sentimientos, donde no nada más se hable de él los sábados, y a veces ni eso sucede. Es necesario hacer que un combate perdure por el resto de los tiempos y evitar que nada más perdure hasta el lunes.

Todos estamos más cerca del peleador, de lo que hace, de lo que dice, conocemos su día a día, pero también es cierto que este año estamos carentes de boxeo del bueno, de los pleitos desgarradores, de las rivalidades que enviaban mensaje de guerra.

Algo se tiene que hacer, pues no podemos vivir con la esperanza de ver pelear a Floyd Mayweather contra Manny Pacquiao, pues el pugilismo es mucho más que una pelea popular.

Foto: Juan Manuel Acosta

Comparte esta nota en:

0 COMENTARIOS
corner left corner right