Inicia sesión ó Regístrate
Salvador Sánchez y la noche más triste para el Boxeo mexicano 0
COMENTARIOS

Salvador Sánchez y la noche más triste para el Boxeo mexicano

12 agosto, 2015 05:50 p.m.

Se cumplen 33 años del fallecimiento de Salvador “Sal“ Sánchez

Por Menny Morales

12 de Agosto de 1982, la noche más triste para el Boxeo mexicano. En aquella madrugada donde el púgil de Tianguistenco dejó de existir, el único nocaut que la vida le dio, fue ese fatal accidente automovilístico, el cual le arrebató la vida a uno de los mejores boxeadores que ha dado el país del águila sobre la serpiente. Cabe recordar sus grandes hazañas dentro del ring, su más grande triunfo ante el boricua Wilfredo Gómez y las grandes peleas que nos brindó; a sus escasos 23 años había logrado grandes cosas dentro del pugilismo y tristemente así de efímero fue su final.

En días actuales, las preguntas son demasiadas y no hay respuestas, el Boxeo no ha podido desafiar al destino, luego de dicha e irreparable pérdida, en la cual el mundo del Boxeo se vistió de negro, para poder decirle adiós a un gran boxeador, a un excelente atleta, al gran Salvador Sánchez.

Se sigue recordando su gran carisma dentro del ring, el poder que tenía sobre sí mismo para controlar sus emociones y provocar el fallo mental de sus rivales; aquel mexicano de rostro pueril y travieso, de cabellera muy característica y con una sonrisa que atravesaba su mandíbula y la mirada inolvidable que emanaba su más misteriosa estrategia.

A poco más de tres décadas del sensible fallecimiento de Salvador Sánchez Narváez, y aunque el “hubiera” no existe, el mundo del Boxeo lo mantiene vivo, al compararlo con grandes leyendas del deporte de los puños. 

En las calles, y sobre todo en Tianguistenco, la gente le rinde tributo a un ídolo que se fue, a un Cid Campeador que siempre nos deleitó con sus grandes combates.

Aquella despedida, que México no ha podido superar, el adiós a Salvador Sánchez. 


Comparte esta nota en:

0 COMENTARIOS
corner left corner right