Inicia sesión ó Regístrate
BOXEO, EL MOMENTO DE DECIR ADIÓS A LA ESQUINA 0
COMENTARIOS

BOXEO, EL MOMENTO DE DECIR ADIÓS A LA ESQUINA

28 enero, 2014 12:59 p.m.

BOXEO, EL MOMENTO DE DECIR ADIÓS… A LA ESQUINA

Tony DeMarco, Maidana y otros que lo requieren (¿Matthysse?)

Ser adoptados en el gimnasio, llevados de la mano, convertirse en campeón… y luego, perder el título, sabiendo que se tenía todo para continuar con el reinado, pero algo faltó.

Cuando se está arriba del ring se aplica un conjunto de cosas previamente “ensayadas”: entrenamiento, acondicionamiento, habilidad, empuje del boxeador, y por supuesto, la estrategia (o no estrategia) previamente diseñada. Independientemente del rival, el desempeño en la pelea es el reflejo del trabajo en conjunto de Esquina-Boxeador, se gane o pierda. 

Pero ¿qué lleva a un ex campeón a buscar una nueva esquina después de una o varias derrotas? 

Saber que él puso todo de su parte y siguió al pie de la letra la rutina, el régimen de entrenamiento, el plan dentro del ring, y aun así, el resultado fue negativo. Entonces, piensa en la posibilidad de que fue su esquina la que falló, y surge la idea de afinar técnica, desarrollar mayores habilidades boxísticas y tener un mejor asesoramiento durante la pelea.

Diversos boxeadores se han aventurado y han cambiado de entrenador en pro de su carrera. Muchos han tenido éxito, como el recién caso de Marcos Maidana con Robert García, y la nueva etapa de Tony DeMarco con Freddie Roach. 

Pero también existen los casos en que un boxeador ha cambiado de equipo una y otra vez, esperando que un “entrenador de renombre” haga resurgir su carrera y lo lleve a la cima. ¡No, esto no es garantía! 

El volar del nido tiene mucho más allá que el sentimiento de “renovarse”. Al cambiar de equipo se debe estar consciente de que se reemplaza al entrenador, preparador físico, nutriólogo y hasta el cutman (comúnmente el padre, hermano y otros familiares cercanos). 

Para dar este paso, se debe haber hecho el análisis profundo y personal de que él ha dado el 100% abajo y arriba del ring, de que es disciplinado, de que tiene las ganas y mentalidad, de que tiene el potencial y las habilidades listas para ser exponencialmente aprovechadas en un nuevo equipo, con quien emprenderá un camino (tampoco seguro) hacia la victoria.

Nota:

Una de las figuras de quien se ha dicho “es un Ferrari pero mal conducido”, es del espectacular noqueador Lucas Matthysse. ¿Piensan que debe unirse a la lista de los que buscan nuevos horizontes?

Sígueme @FanDelBox


Comparte esta nota en:

0 COMENTARIOS
corner left corner right