Inicia sesión ó Regístrate
Púas Olivares y su verdadero lugar en el boxeo mexicano 0
COMENTARIOS

Púas Olivares y su verdadero lugar en el boxeo mexicano

28 enero, 2014 12:53 p.m.

Por Héctor Luna

En el boxeo es común dejar de darles el reconocimiento a hombres que hicieron de este deporte, y para México, una manera de representar el éxito entre aquellos que buscan sentirse identificados en un ídolo local, con esa historia común; la de crecer en una época dura y lograr alcanzar la gloria.

Así fue con Rubén ‘Púas’ Olivares, que para muchos seguidores del deporte de los puños representa al mejor boxeador mexicano en la historia, aún y por encima de Julio César Chávez.

Con un estilo de boxeo agresivo, combinado con una técnica decente, Olivares se coronó en la división de los Gallos de forma imbatible al vencer a un enorme como Lionel Rose, adueñándose de la categoría hasta ser, para varios, el mejor gallo de todos los tiempos en el boxeo mundial.

Como todo héroe siempre debe existir el antagónico, y para el ‘Púas’ fue Chucho Castillo, mexicano con el cual haría una trilogía épica en la que la sangre era lo que nunca faltaba. Y sería Castillo, en el segundo combate, que le propinaría la primera derrota a Olivares después de más de sesenta peleas, quitándole así el título mundial.

Llegaría la revancha, y Rubén hacía ver que él era el que marcaría una época distinta en un tiempo en el que la radio era la única manera de estar al tanto de las funciones boxísticas y en el que los quince rounds no representaban algún problema para los atletas.

Entre sus oponentes que seguramente nunca olvidará el ‘Púas’, sin mencionar a Chucho, están el japonés Kazuyoshi ‘Tigre’ Kanazawa, Rafael Herrera, Rodolfo Martínez, Bobby Chacón, Danny ‘Coloradito’ López, Efrén ‘Alacrán’ Torres, pero sin duda, un nombre que tiene tatuado en la mente, es el de de Alexis Argüello.

Y es que sería Argüello quien le arrancaría de las manos su título mundial en la división pluma. Tras trece rounds en los que Olivares dio cátedra de boxeo, trece rounds en los que dominó por completo el combate, trece episodios donde se magnificó el arte en dos guantes, pero un descuido lo haría caer noqueado.

Con el tiempo la estrella de Rubén se fue apagando poco a poco, las peleas a través de los años se le harían pesadas y difíciles de sacar. No hubo un momento preciso en el que colgaría los guantes, simplemente dejó de subirse a los cuadriláteros a sabiendas de que su momento ya se había esfumado.

Tras el retiro del ‘Púas’ llegaría ‘La Leyenda’, un sonorense que hizo vibrar al mundo del boxeo de una forma espectacular, casi como la de Rubén, sólo que en un ambiente accesible y más comercial, incluso siempre quedará en el registro historial de cada quien los rivales que se tuvieron, y es ahí donde Olivares sale avante, de acuerdo a los conocedores de la vieja guardia.

Y es que la sangre no se borra y en el ring las batallas más exquisitas las brindó el ‘Púas’, porque dicen los de antaño y los que pudieron observarlo, que durante quince rounds, sabiendo que Rubén estaba arriba, no estaba permitido el parpadear, pues un pestañeo y te perdías, así hubiera sido un segundo, una obra de arte expuesta por el inmenso Rubén.

Tal vez el encanto de Olivares; el de borracho y humilde, hacían ver en él un modelo para sobresalir entre una sociedad que, en los setentas, carecía de una facilidad para presenciar a un verdadero ídolo del pueblo y que, únicamente, con sangre, sudor y habilidad, pudo hacerse camino en un ambiente complicado como sucedía en ese entonces, como lo era el boxeo.

En las listas de los mejores boxeadores mexicanos nunca faltará Olivares, y aquel que lo omita, estará haciendo un acto de frivolidad, el problema es el lugar que se le otorga, y es que, quienes lo miraron, ven como grosería no darle el reconocimiento que muy pocas veces tuvo y que ahora es tiempo de otorgárselo.

Hoy, los jóvenes identificamos al ‘Púas’ en las transmisiones de box, inclusive hasta podemos mofarnos por su modo pésimo de dicción, sin embargo, nunca entenderemos que se trata del, que para una gran mayoría, es el mejor pugilista mexicano de todos los tiempos, ni más ni menos.

Comparte esta nota en:

0 COMENTARIOS
corner left corner right