Inicia sesión ó Regístrate
Marco Antonio Barrera, la historia detrás del campeón 0
COMENTARIOS

Marco Antonio Barrera, la historia detrás del campeón

09 octubre, 2014 05:49 p.m.

Cuando se habla de grandes guerreros mexicanos, es imposible no mencionar al "Asesino con Cara de Bebe", Marco Antonio Barrera, uno de los mejores exponentes del boxeo azteca.

Marco Antonio Barrera, tuvo un inicio un poco curioso en el profesionalismo. Después de haber disputado 65 peleas en terreno amateur, se obsesiona con debutar en el profesionalismo, tan sólo contaba con 14 años. Constantemente le decía a Don Jorge y Doña Rosa María, sus señores padres “Si no debuto a los 15 años me retiro”.

Con chantajes y caprichos, hace que sus padres firmen unos documentos falsos para que lo dejen debutar aludiendo que tenía 17 años, cuando era dos años menor. Después de iniciar su paso por el profesionalismo con dos victorias, ambas por nocaut, el Dr. Horacio Ramírez se da cuenta de que los documentos presentados eran falsos. Arrepentido Marco, le comenta al Dr., que si era necesario se regresaba a amateur, para sólo recibir la siguiente respuesta del Dr. Ramírez. “ya para que, ya le ganaste a dos buenos boxeadores, arreglemos tus papeles”. 

El equipo de trabajo de Marco, lo conformaba el gran entrenador Rudy Pérez quien fue parte fundamental para debutarlo y su hermano Jorge Barrera quienes estarían a lo largo de su carrera.

Disputa el título nacional supermosca a la edad de 17 años, venciendo por DU a Josefino Suarez, en lo que Marco considera una de sus tres peleas más duras de su carrera. Barrera en al año 1994, disputó la eliminatoria supermosca del CMB, ante el aguerrido argentino Carlos Gabriel Salazar, pero nunca le llegó esa oportunidad, tanto por problemas con la báscula como por no haberse concretado la pelea por el título.

Si consideramos que debutó en esa categoría y fue un tricampeón mundial, estamos hablando que pudo conquistar el título en las categorías supermosca y gallo. Solo un año después de haber disputado esa eliminatoria, estaba contendiendo dos divisiones arriba, por el título supergallo de la OMB, ante Daniel Jiménez, con tan solo 21 años de edad, ganándolo por DU.

Como olvidar aquella gran demostración ante el inglés Naseem Hamed en el 2001, a quien derrotó por decisión unánime en 12 asaltos, lo que sería la única derrota de Hamed en su carrera boxística y de quien hablaremos la próxima semana. En conferencia de prensa Marco tuvo siempre la iniciativa a cualquier desplante del fenómeno inglés, recuerdo perfectamente en una conferencia de prensa en la cual el apodado “Barretas” le regala un ramo de flores, de manera sarcástica anticipándose a las “payasadas” de Hamed.


Barrera, también enfrentó a Manny Pacquiao, Juan Manuel Márquez, Junior Jones y protagonizó una ferra trilogía con su compatriota, Erik Morales. Marco, fue el encargado, de presentar en alta sociedad al filipino Manny Pacquiao. Si bien es cierto, el boxeador filipino ya había ostentado dos campeonatos, era poco conocido y pocos se imaginaban lo que ocurriría aquel 15 de noviembre del 2003, en el Alamodome, de San Antonio, Texas.

En aquellas tres disputadas peleas ante Morales, Barrera perdió la primera y ganó las dos siguientes peleas. Muchos consideran que el resultado de esas peleas fue a la inversa. Mientras muchos vieron ganar a Barrera la primera pelea, la segunda la vieron ganar a Erik Morales. Esa gran rivalidad en su momento, traspaso lo deportivo a lo personal de una manera poco pensada. 

Se dice que en una concentración el centro ceremonial "Otomí" en el Estado de México, se toparon los equipos de Barrera y Morales, quienes se preparaban para diferentes combates. En aquella concentración de los equipos de ambos púgiles, jugaron una "cascarita de futbol", donde en la disputa por el balón, Barrera le metió el pie a Morales, y este último enfurecido, amenazó con golpear al capitalino, a lo que Barrera acepto el reto y le dijo vamos a darnos un tiro, pero los equipos de ambos los separaron, pero aquel problema rebasó la rivalidad boxística y paso a ser una rivalidad personal que desato en una trilogía muy disputada, en la que ganó Morales una y dos gano Barrera.

Cuando enfrentó, a Juan Manuel Márquez, en una pelea pareja, pero bien ganada por el “Maestro” sin discusión, Marco se sintió despojado y decepcionado. Él siempre ha sostenido que fue el ganador de esa pelea y que le ayudaron a Juan Manuel Márquez.

Aquella pelea fue motivo suficiente para que Barrera hasta el día de hoy, mantenga cierto rencor hacia el "Dinamita". Existe un pasaje cuando Juan Manuel noquea a Manny Pacquiao aquel diciembre del 2012, y que este colaboraba como comentarista de Tv Azteca, En el cual a Barrera se le mira con un semblante de incredulidad, pasmado totalmente, como si algo le ocurriese. 

Este, no festejó el triunfo de Márquez, mientras sus compañeros de Tv Azteca se deshacían y desvivían de emoción al ver al compatriota hacer lo impensable al entonces mejor boxeador libra x libra. ¿Cómo no recordad a Rodolfo Aguilar lanzando su script al aire? Para algunos Barrera aposto en contra del mexicano, y perdió mucho dinero, y para otros fue por "envidia" hacia Márquez, ya que nunca acepto aquella derrota ante el "Dinamita".

Nadie puede negar que Barrera es uno de los 10 mejores boxeadores en la rica historia del boxeo mexicano, está catalogado por ESPN como el lugar número 43 de los mejores boxeadores de todos los tiempos, pero sus actitudes como peleador en ocasiones han dejado mucho que desear, tanto así que en algunas ocasiones mostró un boxeo sucio y poco profesionalismo hacia algunos de sus rivales, cómo lo fue ante Morales en aquella "cascarita de futbol".

Saludos 

Por Chuck Rodríguez


Comparte esta nota en:

0 COMENTARIOS
corner left corner right